| |

PROYECTO ACOGER desde bachillerato: ENCARGARSE

 

 

“ENCARGARSE” de la realidad implica tener empatía por la situación del otro, para dar el propio  tiempo, compartir lo que tenemos y brindar una pequeña conversación en la que dejamos una pequeña luz de alegría en el que nos escucha.

Nuestros alumnos de bachillerato después de recibir los Talleres para sensibilizar hacia la persona del  Adulto mayor han comenzado a SALIR del Colegio para vivir su parte en el Proyecto ACOGER de Cuaresma con el lema: Encargarse de la realidad, en este caso del Adulto Mayor en situación de riesgo de nuestra zona.

Gracias a la colaboración de alimentos que se recogió en el Colegio en estos primeros días de Cuaresma logramos preparar un rico desayuno a personas adultas mayores que llegan a la Iglesia de El Rosario cada miércoles para vivir una mañana de encuentro con Jesús a través de la Eucaristía, compartir el desayuno y aprender a escribir y otras habilidades que les ayuda a desarrollarse. Son personas en situación de riesgo que buscan lugares que les ayude a complementar lo que les falta para vivir una vida digna con lo mínimo para sostenerse y seguir viviendo.

Así nos organizamos para la experiencia: un día antes un grupo de jóvenes apoyados por personal administrativo y docente prepararon los alimentos; otro grupo vino temprano por la mañanita a terminar de elaborar el desayuno, para que otro grupo llevara el desayuno a la Iglesia de El Rosario, hemos servido más de 75 desayunos, fue un encuentro muy acogedor que nos permitió servir, ir hacia nuestro hermano (a) y brindarle el alimento. Al final socializamos para conocernos mutuamente y terminamos con una oración, donde los abuelitos nos dieron un 10 por la comida, y  que les hiciéramos el favor de comunicar a todo el Colegio.

Ha sido una experiencia de solidaridad, de compartir y de dar nuestro tiempo para así aprender a ENCARGARNOS de nuestro hermano, sobre todo el más necesitado, dando de comer. Gracias a las familias que nos han enviado alimentos y aquellas que no lo han hecho pueden hacérnoslo llegar.

El próximo miércoles tenemos aún otro desayuno que compartir, un encuentro que nos acerca a personas que existen, necesitan de nuestra atención  pero que nos devuelven el sentido del servicio y su recompensa desde el Evangelio: siempre tenían una sonrisa y un gracias para nosotros(as)!

 




© Colegio La Asunción | 2020