| |

“¿Quieres ser amigo, amiga de Jesús? ¿Por qué?”

 

Nuestras niñas y niños más pequeños del Colegio, se sintieron esta mañana contentos de tener su Celebración de inicio de la Cuaresma; en su corazón latía el deseo enorme de expresar con sus palabras la conciencia que tienen ya de querer ser amiga y amigo de Jesús; su primera confesión de fe expresada con la naturalidad y alegría de un niño y de una niña que desvela bondad, ternura y verdad. Con la señal de la cruz iniciaron su pequeña celebración para encontrarse con su amigo Jesús.  

Reconocieron, a través del ejemplo del Buen Samaritano, que es importante ser bueno, compartir, ayudar, cuidar a las personas, a las plantas, a los animales, a todo ser vivo; que todos ayudamos en casa, incluso a cocinar, que eso agrada mucho a papá y mamá.

Aprendieron que es importante pedir PERDÓN cuando hacemos algo que no es bueno porque nos hace daño. Y que nuestro CORAZÓN se rompe cuando no hacemos caso a mamá, al papá y que buscan únicamente el bien para nosotros y tomamos decisiones que no son correctas.

Llegado el momento de recibir la ceniza, juntaron sus manos, cerraron los ojos y a la pregunta “¿Quieres ser amigo, amiga de Jesús?” Contestaban: Sí! Porque…y nos daban razones muy profundas: “porque me ama”, “porque tengo una familia, un colegio, hermanos”, “porque quiero ser más bueno”, “porque Él me creó”,  y así muchas razones sabias. Seguramente el mundo recibía una dosis de esperanza, de amor a través de las voces de cada uno de nuestros pequeños y pequeñas, que muy contemplativamente expresaban sus palabras mientras recibían la cruz en su frente. Terminamos nuestra oración cantando: “¡¿Cómo le cantaré al Señor, cómo le cantaré?!” De pie, con gestos y canto dimos gracias a Dios porque Él está siempre cuidándonos y acompañándonos.

Tenemos una gran responsabilidad de cuidar toda la vida en potencia que llevan nuestros niños y niñas, de cuidar el Amor que Dios les ha colmado. ¿Cómo cuido este tesoro de Amor en mi hijo e hija que Dios ha confiado hoy en mis manos? Vivamos una santa Cuaresma, pensando en toda la bondad que podemos devolver a la vida desde el perdón, la reconciliación, el esfuerzo de volver a  tener paz en nuestros corazones haciendo el bien.  

 




© Colegio La Asunción | 2020