| |

“Conviértete y cree en el Evangelio”

Como colegio vivimos nuestras Eucaristías de Miércoles de Ceniza con mucha devoción para dar inicio a la Cuaresma. Ahora nos comenzamos a preparar para el sacramento de la Confesión, a ser solidarios(as) y compartir nuestra vida de la mejor manera, haciendo el bien. 

Estos cuarenta días de preparación se nos invita a vivir la limosna, oración y ayuno. ¿Qué mejor limosna que la de compartir con quien lo necesita? Todos necesitamos palabras de ánimo, de esperanza, de gestos que hablan de comprensión, de paciencia. ¿Qué mejor oración que la de una madre, un padre, pidiendo cada día por sus hijos e hijas? ¿Qué mejor ayuno, como nos invita el Papa Francisco, de ayunar de críticas destructivas y chambres, de celulares en la mesa del comedor, de televisores encendidos para evitar el diálogo y el encuentro?

La imposición de la ceniza lo inició la Iglesia como signo penitencial en el siglo XI, para dar principio a los cuarenta días de penitencia y conversión. Las cenizas que se emplean este día son las palmas quemadas usadas el día de Domingo de Ramos, del año anterior. Es un signo de arrepentimiento que marca el inicio de la Cuaresma. El tiempo de Cuaresma nos prepara para la Semana Santa, para la Pascua.

 

 




© Colegio La Asunción | 2020